top of page

Álvaro Ramos ha sido Subcampeón del GTC

"La regularidad me permitió sumar puntos sin cerrar nunca la puerta a nadie"



En su segunda temporada de competiciones y primera completa, Álvaro Ramos destacó claramente entre los pilotos amateurs en el Iberian Supercars Endurancce, estuvo en la discusión por el título de la categoría GTC hasta la última carrera, en el Autódromo de Estoril. Y sólo el abandono forzoso (su compañero Leandro Martins sufrió un accidente, dejando su coche irrecuperable), al principio de la segunda carrera, le dejó sin el trofeo de campeón, algo que, al principio de la temporada, nunca estuvo en sus planes…


"Mis expectativas no eran muy altas, ya que era la primera vez que disputaba un campeonato de principio a fin. Así que me centré, sobre todo, en aprender y conocer los circuitos. Entonces, tengo un problema: no puedo entrenar en el simulador porque me dan náuseas, y eso representaba una dificultad añadida. Además de ser mayor que los demás conductores y también más pesado. Decidí participar en el Iberian Supercars Endurance para divertirme y pasarlo bien, porque siempre me gustaron los coches, nunca tuve ambición de ganar nada. Antes de competir llevaba mis deportivos a los track days e incluso destrozaba alguno allí... Estoy en una fase de la vida consolidada, a diferencia de lo que ocurría cuando era más joven, pero entonces me faltaban condiciones para cumplir el sueño de competir, sólo que hoy no soy tan joven ni tan atrevido al volante. La vida es lo que es...", explicó el piloto de Araújo Competição.




Álvaro Ramos, que pilotó un McLaren 570S GT4 Trophy, no oculta que el conjunto de resultados cosechados a lo largo de esta temporada es la suma de su conducta en pista.


"Mis rivales son más profesionales y no evitaron las 'escaramuzas', siempre intentando ganar una posición en la primera curva. No lo hice, quería mantenerme alejado de los problemas e incluso bajo la lluvia, cuando la visibilidad se reduce y aumenta la probabilidad de accidente, reduje inmediatamente mi ritmo. Como no tenía que ganar carreras, mi regularidad me permitió sumar puntos sin cerrar la puerta a nadie, pero me di cuenta de que hay pilotos muy agresivos en pista. Hice mi curso, en términos de aprendizaje, cumplí un sueño y, por supuesto, estoy contento de haber sido subcampeón en la categoría GTC de Iberian Supercars Endurance”.


Con dos años de carrera en circuitos, Álvaro Ramos, repleto del entusiasmo de un aprendizaje consolidado, ya hace planes para 2023...


"El próximo paso es reunirme con el equipo [Araújo Competição] y analizarlo todo. Disfruté mucho compitiendo en los dos campeonatos, pero me gusta la idea de hacer carreras más largas. No sé, será un caso para pensárselo...".









Commenti


bottom of page