top of page

El Gran Circo Ibérico acampa en el Autódromo de Estoril


La segunda prueba del Iberian Supercars 2024 se celebrará el próximo fin de semana en el Autódromo de Estoril, y la emoción y la incertidumbre son un hecho en un campo de cuarenta coches.

 

El nivel del campeonato es muy alto este año en todas las categorías y divisiones, tanto en términos de calidad de los pilotos como de las máquinas que se pueden ver en la pista, con un amplio campo que promete ofrecer emoción.

 

Cuarenta coches estarán en pista, divididos en siete divisiones y tres categorías, siendo GT4 la que cuenta con más inscritos, con veintinueve máquinas de ensueño alineadas en una parrilla de salida que suele tener márgenes cortos para definir las posiciones.

 

El equipo con más coches será Racar Motorsport, con cinco Aston Martin Vantage AMR GT4, con dos nuevas incorporaciones en comparación con la ronda de Jerez - además de los tres coches en pista en el circuito español, habrá otro para Nuno Pires y José Carlos Pires, GT4 Pro, y otro para António Lopes y Filipe Videira, GT4 Am.

 

En Lema Racing, Bruno Pires y Duarte Pinto Coelho cambiarán el Audi R8 LMS GT4 que utilizaron en Jerez por un Mercedes AMG GT4 del equipo esloveno, con el segundo coche confiado a Luís Calheiros y Paulo Macedo.



El coche de Stuttgart es el más representado, con nueve unidades repartidas por el JC Group Racing Team, Lema Racing, NM Racing Team, Team VRT y Veloso Motorsport, pero Aston Martin también es una marca con fuerte presencia, con ocho máquinas, dos de la versión 2024 y seis de la anterior. No se queda atrás Ginetta, con tres modelos diferentes: el G55 y el G50, ambos inscritos en la división GTX, y el G40, que compite en la división TC de la categoría Turismos.

 

Algunos coches, con una sola unidad, añaden exotismo a una parrilla de salida que contará con dieciocho equipos y setenta y cuatro pilotos, como el Audi R8 LMS GT4 de Jorge Rodrigues Patrick Cunha, el Hyundai Elantra N TCR de Daniel Teixeira y el Ligier JS2R de Álvaro Vela y Sébastien Villadary.

 

Cabe destacar que el Iberian Supercars es actualmente la segunda competición con más GT4, sólo por detrás de las GT4 European Series, que viene atrayendo el interés de las grandes marcas, con Aston Martin, BMW, Mercedes y Toyota presentes oficialmente en el paddock para dar apoyo técnico a sus equipos.



Emoción en pista hasta la bandera a cuadros

 

Sólo es la segunda prueba de la temporada -la del Jarama sólo contaba para el Supercars Jarama RACE- pero en Jerez quedó claro que la competitividad y las batallas en pista serán una constante, parte de la matriz del campeonato de este año, como se vio en la segunda carrera del fin de semana andaluz, con los tres primeros separados por menos de segundo y medio.

 

Además, el equilibrio de ritmos en el pelotón era evidente, con los seis primeros separados por doce segundos y los once primeros por treinta y tres, esto después de casi cuarenta y siete minutos de carrera y veintidós vueltas completadas.

 

Pero las luchas no se limitaron a las primeras posiciones, también hubo emocionantes batallas en la división Cup, con intensos duelos entre Rui Miritta, que en Estoril tendrá como compañero de equipo a Tiago Gonçalves en el Porsche 911 de Monteiros Competições, y el coche similar de Tockwith Motorsport que comparten Marcus Fothergill y Dave Benett.



Siempre es interesante seguir las campañas de Daniel Teixeira en el Hyundai Elantra N TCR, así como los duros enfrentamientos en la división GTX entre los cuatro Ginetta de Tockwith Motorsport, el Ligier JS2R de Chefo Sport y el Porsche Cayman MR de Speedy Motorsport.

 

Por lo tanto, está garantizado que todos los que sigan las carreras, ya sea en el Autódromo de Estoril o por televisión, pasarán un rato intenso, tal es la emoción del Iberian Supercars de este año.

 

 

Paddock lleno de interés

 

El paddock será el 'spot' del fin de semana, al menos cuando los coches estén en boxes, con numerosas actividades y puntos de interés.

 

Aston Martin Lisboa y NAPA llevarán a cabo iniciativas durante los dos días, aportando color y alegría a todo el espacio, y también se podrán ver algunas de las llamativas bombas de la marca británica.

 

En el patio de comidas habrá una imponente pantalla gigante que permitirá a todos los aficionados seguir al detalle la acción en la pista mientras comparten una bebida o una comida con amigos y/o familiares.



Uno de los momentos estelares del fin de semana será el Pit Walk for Fans, entre las 13.40 y las 14.40 horas del domingo, cuando todos los aficionados con entrada de paddock podrán visitar el pit lane para conocer a los pilotos y ver de cerca las espectaculares máquinas que se pondrán al límite durante todo el fin de semana.

 

Para acceder al exclusivo mundo del paddock será necesaria una entrada, que podrá adquirirse en la web de BOL y físicamente en Worten y FNAC, a un precio de 15 euros por día y 20 euros por fin de semana. Los menores de 16 años tienen acceso gratuito, siempre que vayan acompañados de un adulto.

 

No cabe duda de que hay muchas razones para visitar el Autódromo de Estoril el próximo fin de semana...




Comments


bottom of page