top of page
  • gt4975

Orlando Batina y Sérgio Azevedo ganan la carrera en la fiesta del título


La segunda carrera de la última prueba de la temporada de este año del Iberian Supercars Endurance, el Estoril Season Finale, fue una vez más dramática, con José Carlos Pires y Francisco Abreu proclamándose campeones de GT4 Pro gracias a la primera victoria de Sérgio Azevedo y Orlando Batina.


Después de la carrera de la mañana, el dúo del BMW M4 GT4 de Speedy Motorsport necesitaba un segundo lugar para ganar el título, independientemente del resultado de sus grandes rivales - Nuno Pires y Elias Niskanen, en el Mercedes AMG GT4 de Lema Racing.


Jan Duran, en el Mercedes AMG GT4 de NM Racing Team, salía desde la pole-position, pero en la salida, Orlando Batina, en el BMW M4 GT4 (F82) de Batina Racing, desde la tercera posición, fue mejor cuando se apagaron los semáforos y salió de la primera curva al mando, seguido por el poleman, Patrick Cunha, en el Audi R8 LMS GT4 de Veloso Motorsport, y los dos aspirantes al título en las posiciones siguientes, con Elias Niskanen al frente de Francisco Abreu.


Este grupo, acompañado también por Nil Montserrat (NM Racing Team Mercedes), estaba separado a gran velocidad por un par de segundos, con Jan Duran intentando adelantar a Orlando Batina y Elias Niskanen deseoso de adelantar a Patrick Cunha.


Cerca de la ventana de cambio de pilotos, el recluta del equipo español se puso en cabeza, mientras que el finlandés subió al tercer puesto, aumentando sus opciones de ganar el título.


Fue en este escenario que los coches visitaron los boxes, pero cuando todos los cambios de pilotos se habían hecho, Nuno Pires, que hace equipo con Elias Niskanen en el Lema Racing Mercedes AMG, estaba en cabeza, seguido por Guillermo Aso, en el Mercedes que comparte con Jan Duran, Sérgio Azevedo, en el Batina Racing BMW M4 GT4 (F82), Francisco Cruz, en el Racar Motorsport Aston Martin Vantage GT4 que comparte con Pedro Perino, con José Carlos Pires sólo en quinto lugar.


En este escenario, el título estaba en manos de Nuno Pires y Elias Niskanen, en el Mercedes AMG de Lema Racing, mientras que el piloto del BMW M4 GT4 de Speedy Motorsport tenía que remontar hasta la segunda posición para asegurarse el título.


Sin embargo, dos vueltas más tarde, Guillermo Aso se interpuso en el camino de un adelantador tardío, se pasó de frenada y golpeó al Mercedes AMG de Nuno Pires, haciéndole trompear.


Definitivamente rezagado y sin perspectivas de ganar el título, Nuno Pires entró en boxes para retirarse, entregando el título a José Carlos Pires y Francisco Abreu, que consiguieron subir al tercer puesto.


Guillermo Aso acabó cruzando la línea de meta en primer lugar por delante de Sérgio Azevedo, pero después de la carrera, el español fue penalizado con cinco segundos por su papel en el incidente con Nuno Pires, acabando en sexta posición cuando un Safety-Car de última hora compactó el pelotón.


Sérgio Azevedo y Orlando Batina se proclamaron así vencedores de la última carrera de la temporada, seguidos por José Carlos Pires y Francisco Abreu, que celebraron el título en el podio, y Francisco Cruz y Pedro Perino, que terminaron terceros en el Aston Martin Vantage AMR GT4 de Racar Motorsport.


Alberto de Martín y Nil Montserrat, en el NM Racing Mercedes AMG, ganaron el GT4 Bronze, pero no les bastó para impedir que Jorge Rodrigues y Patrick Cunha, que terminaron en segundo lugar, ganaran el título del Iberian Supercars Endurance en su division.


Luís Calheiro y Paulo Macedo, en el Mercedes AMG GT4 de Lema Racing, hicieron una carrera sólida y llegaron terceros por delante de Gabriela Correia - también en un coche de Stuttgart, pero del equipo JC Group Racing - que hizo una carrera llamativa desde la decimoctava posición.


Tras una excelente remontada por la mañana que le llevó hasta la segunda plaza, Daniel Teixeira, que partía desde la pole position en los TCR, se impuso en su división y ganó lo respectivo título, así como el de Turismos.


El piloto del JT59 Racing Team Cupra TCR fue acompañado en el podio por el dúo padre e hijo Paulo Silva y Guilherme Silva, en el PDauto Audi RS3 LMS TCR, y José Correia y Beatriz Correia, en el JC Group Racing Team Cupra TCR.


Borja Hormigos y Héctor Hérnandez, en el BMW M240i Racing de Autoworks Motorsport, redondearon la temporada de forma perfecta, con otra victoria en el TC, y ganaron lo título de su división.


El dúo español estuvo acompañado en el podio del TC por Duarte Camelo y Gabriel Caçoilo y por Mariana Machado, ambos con Ginetta G40 del FPAK Junior Team. Duarte Camelo acabó siendo el mejor clasificado del campeonato entre los jóvenes pilotos apoyados por la federación.


Álvaro Ramos y Fernando Soares, en un Aston Martin Vantage AMR, vencieron la carrera de GTX y, con eso, se llevaron el título de su división y de la categoría GTC. Miguel Nabais y André Nabais, con el McLaren 570S de Speedy Motorsport, fueron segundos por delante de Tomás Pinto Abreu y Simon Moore, con el Ginetta G50 de Tockwith Motorsports, que completaron el podio de GTX con una actuación sobresaliente en una pista poco favorable para el coche inglés.


Rui Miritta se impuso en la división Cup, beneficiándose el piloto de Monteiro Competições de una penalización de Marcus Fothergill y Dave Benett, que cayeron a la segunda posición, lo que no les impidió ganar la división en el Iberian Supercars Endurance. João Posser y Miguel Caetano, en el Porsche 911 Cup de Veloso Motorsport, completaron el podio.











Comments


bottom of page